La mejor información en tus manos

Miles pierden el miedo, hay regreso masivo

Al menos 16 estados del país perdieron el miedo de salir, pues el semáforo anaranjado le dio la pauta a millones de mexicanos para retornar a las calles equipados de cubrebocas, guantes y caretas, aunque algunos salieron sin nada y otras entidades, pese a mantenerse en rojo, también registraron mucha actividad.

Los deportistas fueron los primeros en dar la bienvenida a la nueva normalidad y la apertura de los parques en más de la mitad del país, aunque hasta el momento sólo operan a 25 por ciento de su capacidad.

A este grupo se suman playas, mercados, restaurantes e iglesias, en los que designaron espacios al gel antibacterial, carteles de recomendaciones de sanidad y personal de vigilancia para evitar grandes cúmulos de gente.

En grupos de menos de cinco personas, turistas de Baja California Sur, Jalisco y Quintana Roo pudieron ingresar de manera escalonada a las playas, contrario a Nayarit, Guerrero y Colima, entidades en semáforo rojo, donde hubo operativos para dispersar a los vacacionistas.

Mercados ambulantes, como los de Cancún, iniciaron sus labores con ayuda de los ayuntamientos, y hasta desplegaron vigilancia en sitios de interés para lograr que se cumplan los lineamientos, pero no todos cuidaron las normas.

Aunado a ello, iglesias y templos religiosos de Coahuila y Cancún, abrieron sus puertas, pese a que las autoridades fijaron el próximo miércoles 17 de junio como la fecha para su apertura a 25 por ciento de su capacidad.

Esta etapa llevó a los jaliscienses a la Fase de Responsabilidad Individual, donde las personas salieron a las calles y los comercios implementaron la toma de temperatura, pisar tapetes con desinfectante o la exigencia de cubrebocas en iglesias, restaurantes y mercados.

Además, trajo consigo un regreso masivo de la gente en San Luis Potosí, Tamaulipas y Aguascalientes, por ello, para evitar cúmulos como estos, en Yucatán se acordó que los negocios y restaurantes sólo abrieran de lunes a viernes.

Aunque ya se levantó la ley seca, sólo se pueden comprar bebidas alcohólicas por servicio a domicilio y nadie puede hacer filas para cervezas. Con ello se pretende evitar casos como el de Campeche, donde a raíz del cambio de rojo a naranja, llegaron las muertes de médicos y policías. Y todo porque tras la suspensión de la medida hubo hechos de tránsito y riñas en colonias populares.

Pese a ser permitida su reapertura, en Michoacán, Tabasco y Durango se reforzaron las medidas de contingencia con la clausura de comercios y en este último se cerró el centro histórico al destacar que para las autoridades locales el semáforo se mantiene en naranja. 

Toman las calles

● En Hidalgo, se estima un repunte por el aumento en la movilidad ciudadana.

● También hubo actividad en Puebla, Morelos, Baja California y Sonora.

● El tránsito vehicular incrementó en el Edomex, al igual que el transporte público.

OLVIDAN MEDIDAS. En San Luis Potosí, muchas personas dejaron los cubrebocas.
Foto: Pepe Alemán

(G. Dimas, J. García, L. Ríos, G. Medrano, I. Mendívil, M. de la Torre, K. Bravo, J. A. Hernández, J. Pascacio, A. Chávez, P. Alemán, J. Ynurreta, C. Navarrete, A. de la Rosa, C. Espinoza, K. Cancino, C. García, A. Garibay, Ch. Lucio, H. Escalante, J. Lemus, F. Paniagua, M. Conde, M. Mariscal, G. Flores)

Por los Corresponsales de Estados

eadp

No te pierdas el podcast exclusivo de COVID-19 

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
You cannot copy content of this page