La mejor información en tus manos

Necesario que los hombres resignifiquen sus masculinidades para alcanzar la igualdad: SMO

0

Se impartió la conferencia en línea “Masculinidades en transformación: hombres que ya no hacen sufrir por amor” por Coral Herrera Gómez

Oaxaca de Juárez, Oax. 7 de diciembre de 2020. Dada la violencia de pareja y familiar que vivimos es imperiosa la necesidad de que los hombres revisen y resignifiquen sus masculinidades, para construir una verdadera transformación sociocultural hacia la igualdad sustantiva, afirmó la secretaria de las Mujeres de Oaxaca (SMO), Ana Vásquez Colmenares, al dar la bienvenida a la conferencia en línea “Masculinidades en transformación: hombres que ya no hacen sufrir por amor” por Coral Herrera Gómez.

 

El patriarcado nos ha formado a todas y todos, desde el primer minuto de vida roles y estereotipos que nos dicen qué cosas son adecuadas e incluso supuestamente “naturales” para las mujeres, por ejemplo, desear la maternidad y otras cosas que son “naturales” para los hombres como desear conquistar. Y salirse de ello es vivido como una transgresión, afirmó la funcionaria.

 

Para hacer un cambio hacia una sociedad igualitaria en contra del sexismo y machismo, todas las personas tenemos que romper con el modelo tradicional impuesto por el patriarcado, donde se enseña a los hombres que su vida, son ellos mismos conquistando el mundo y el éxito y que ser padre los honra y enaltece, pero no los define, mientras que a las mujeres parecería que es lo único que las define, argumentó Vásquez Colmenares.

 

Al señalar que la realidad sigue siendo desigual, pese a los avances en la materia, la encargada de la política de igualdad en el estado dio cifras que así lo demuestran: la participación económica de las mujeres en empleos remunerados es de 43.7% en relación a un 77.5% de los hombres -Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2017-.

 

La media de ingreso de las mujeres en 2018 fue un 25% más bajo que en los hombres (INEGI). El 75% del trabajo del hogar y de cuidados no remunerado es realizado por mujeres, lo que equivale a más de un 23.5% del PIB nacional (INEGI 2018).

 

En tanto Coral Herrera Gómez, investigadora sobre el amor romántico, argumentó que éste es la clave del patriarcado y lo definió como una estafa total tan peligrosa que cobra la vida de 87 mil mujeres al año en el planeta, cuando “desobedecemos a los hombres”, dijo y se pronunció por despatriarcalizar el amor romántico y convertirlo en una experiencia de liberación.

 

Lo romántico es político, sentenció la catedrática Herrera Gómez, el amor es una construcción social y cultural por tanto se puede derribar, deconstruir, transformar, reinventar, si liberamos al amor de todos los mandatos de género que las mujeres asumimos cuando nos enamoramos y que mezclados con el mito del príncipe azul, la familia feliz y la conciliación para ser a la vez una “súper woman”, nos tiene atrapadas, con tres jornadas laborales, agotadas, sin paga, en las cuales se sostiene el sistema capitalista, lamentó.

 

Asimismo, describió la conferencista cómo sufren los hombres con el patriarcado, al no adaptarse a roles, ni someterse a los mandatos, “la policía de género” actúa a través de la burla, e incluso han pagado con la vida; dos de cada tres suicidios en el planeta son de hombres.

 

Por eso es importante despatriarcalizar la masculinidad dijo, para ello los interesados deben estudiar, investigar. “También es necesario educar a los niños a no ser machistas, y junto con las niñas enseñarles a autocuidarse, colectivizar los cuidados, aunque prevalezca el monomito del héroe donde las mujeres somos su remanso o su descanso”, dijo.

 

En la medida que las mujeres sabemos cómo funcionan los hombres y de qué manera se aprovechan de sus privilegios patriarcales y cómo se relacionan, podemos crear mejores estrategias ante su dominio sobre nosotras en el ámbito sentimental y emocional.

 

El pensamiento patriarcal divide la realidad en dos bandos: los buenos y los malos que deriva en la idea de que hay una violencia legítima, la que ejercen los buenos contra los malos y, una ilegítima. Bajo esta idea se construyen todas las guerras, explicó.

 

Por ello la revolución debe ser en el ámbito educativo y cultural pues no impacta dar talleres de igualdad a los niños si en las pantallas normalizan la violencia; la educación basada en la competitividad debe cambiar por enseñar a colaborar. Debemos incidir en las niñas para que siempre se cuestionen qué y cómo les venden en los medios de comunicación y qué utilidad tiene y a quién le beneficia que las mujeres vivamos de rodillas, pues a toda una inmensa industria, describió la ponente.

 

Como alternativa sugirió las redes afectivas y de apoyo mutuo entre mujeres para expandir el amor más allá de las parejas, “amor como un dispositivo de cambio en la sociedad”. Antes de contestar numerosas preguntas, la doctora en Humanidades exhortó a despatriarcalizar también el feminismo y describió su método denominado “Autocritica Amorosa”, como un proceso de autoconocimiento que debe ser gozoso, para trabajar en cada quien el cambio social que queremos.

 

Conferencia completa pueden consultarla en: https://www.youtube.com/watch?v=zuVtxuYCe50

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

You cannot copy content of this page