La mejor información en tus manos

Mercados se visten de color naranja y amarillo

0

Oaxaca. Oax.- A días de qué se festeje la celebración anual de “Todos Santos”, y “Fueles difuntos”, los campos de cempasúchil están listos para ser cosechados; en tanto en los mercados públicos de la ciudad de Oaxaca de Juárez municipios conurbados ya se viste de color amarillo y naranja.
En el mercado de abasto Margarita Maza de Juárez, el precio de la maceta de flor de cempasúchil oscila entre los 75 y los 140 pesos.
Los comerciantes de la flor de cempasúchil comenzaron a llegar al mercado de abastos para abastecer a los demás mercados de esta flor de temporada.
Por lo que se pueden observar carros repletos de esta flor y es que en algunos comerciantes acuden a este centro comercial para abastecerse del producto.
Las personas que se dedican a la venta de la flor se cempasúchil confía en que sus ventas aumenten durante esta temporada.
Informaron que al estar cerrado algunos panteones algunas personas no adquieren la flor, lo que les afecta económicamente.
No obstante, hay quienes exhiben las flores y afirman que aunque no se vendan ya tuvieron la oportunidad de disfrutar viendo las flores de esta temporada.
La flor de cempasúchil da dos tipos de flor: las hembras y los machos. Las hembras se caracterizan por su flor grande, redonda, llena de pétalos y es la que se comercializa. Los machos, en cambio, tienen muy pocos pétalos y sirven únicamente para abono de la tierra.
La flor de cempasúchil es nativa de México y crece de manera silvestre en los estados de Chiapas, México, Morelos, Puebla, San Luis Potosí, Sinaloa, Tlaxcala, Oaxaca, Jalisco y Veracruz.
El dato: La leyenda de la flor de Cempasúchil relata la historia de amor entre una pareja de jóvenes aztecas, Xóchitl y Huitzilin. Ambos eran niños apenas cuando el romance entre ellos comenzó a surgir, mientras jugaban felices en los alrededores de su pueblo.
Todas las tardes, los jóvenes enamorados subían a la cima de una montaña a regalarle flores a Tonatiuh el dios del sol. La deidad le sonreía a la pareja por la ofrenda, asimismo, Xóchitl y Huitzilin se juraron amor eterno, sobrepasando incluso las barreras de la vida.

La guerra llegó al pueblo y Huitzilin tuvo que ir a luchar. Tras poco tiempo, se le confirmó a su amada Xóchitl el fallecimiento de su pareja, lo cual dejó a la joven con un profundo dolor.

Xóchitl fue a la cima de la montaña por última vez para rogarle a Tonatiuh, el dios del sol, que la uniera para siempre con su pareja. Conmovido, Tonatiuh lanzó un rayo y al tocar a la joven desconsolada la convirtió en una flor amarilla como el sol.

En esa flor, se reposó un colibrí en el centro. La pequeña ave era Huitzilin, y apenas él llegó, la flor se abrió en veinte pétalos. El encanto de Tonatiuh mantuvo la unión de Xóchitl y Huitzilin para toda la vida, mientras sigan existiendo los colibríes y las flores de cempasúchil.

¿Qué significado tiene la Flor de Cempasúchil en las ofrendas?

En la lengua náhuatl, Cempasúchil significa flor de veinte pétalos. Es una flor que crece en otoño, muy cerca de la fecha del Día de Muertos, que se celebra el 1 de noviembre de cada año.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
You cannot copy content of this page